EL GOBIERNO ADELANTA LA BAJADA DEL IRPF PREVISTA PARA 2016 AL AÑO 2015

El pasado viernes 10 de julio el Gobierno ha aprobado el Real Decreto-ley 9/2015, de 10 de julio con el objetivo de reducir la carga tributaria soportada por los contribuyentes del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). El Gobierno regula mediante el Real Decreto-ley una bajada de los tipos aplicables en el IRPF a partir de julio, lo que supone que en el año 2015 completo, se va a aplicar una tarifa tanto en la base general como en la base del ahorro intermedia entre la que estaba vigente y la que entrará en vigor de manera definitiva en 2016.
El Gobierno pretende de esta manera que los contribuyentes tengan mayor liquidez en un contexto económico favorable que le ha permitido introducir esta rebaja a mitad del año 2015. La rebaja es aplicable a partir de este mes de julio, aunque se ha permitido a las empresas adaptarse entre julio y agosto.
Para los trabajadores por cuenta ajena, se regula una nueva tabla de tipos de gravamen, aplicable durante todo el año 2015. Esto implica que, como las empresas deben regularizar las cantidades ya retenidas hasta julio, el importe a recibir los próximos meses será incluso superior al que corresponde por la nueva tabla. Así, el tipo más bajo de la escala se sitúa en el 19,5% frente al 20% vigente hasta ahora, y el máximo en el 46% frente al 47% anterior.

El Gobierno tiene como objetivo de esta reforma que los contribuyentes tengan mayor liquidez en un contexto económico favorable

Respecto a los trabajadores por cuenta propia, se establece desde la entrada en vigor del Real Decreto-ley un tipo de retención del 15% independientemente del nivel de ingresos. Este tipo reducido estaba reservado a profesionales que tuvieran un nivel de ingresos inferior a 15.000 euros, pero se ha eliminado dicho requisito. Además, se establece un tipo de retención del 7% para los profesionales que se encuentren en sus primeros tres años de actividad, dos puntos inferior al vigente hasta ahora (9%).
En relación con las rentas del ahorro, también se ha producido una rebaja de los tipos de tributación, con tipos que oscilan entre el 19,5% y el 23,5%. El hecho de introducir esta rebaja en julio con efectos para todo el año 2015 tiene el efecto de adelantar a 2015 la bajada de impuestos prevista para 2016. El tipo de retención queda fijado en el 19,5% frente al 20% anterior.
Este tipo de retención del 19,5% también es aplicable a las rentas sometidas al Impuesto sobre Sociedades y al Impuesto sobre la Renta de no Residentes.
Por último, el Real Decreto-ley establece nuevas exenciones en el IRPF como son determinadas ayudas sociales, ayudas y asistencia a las víctimas de delitos violentos y contra la libertad sexual y, en particular, a víctimas de violencia de género, y las ayudas concedidas para adaptar las antenas a la TDT.